Hoteles 5 estrellas con restaurantes con estrella Michelín

Protocolo en un hotel 5 estrellas

¿Tienes previsto alojarte en un hotel de 5 estrellas en Madrid y temes que tu comportamiento no sea el adecuado en este tipo de establecimientos hoteleros? ¿Tienes una reunión de trabajo y necesitas no saltarte las reglas protocolarias?. El comportamiento adecuado está marcado por unas claras normas protocolarias, que muchas veces se limitan a seguir el sentido común. Por si tienes algunas dudas respecto al tuyo, ahí van unos consejos que pueden ayudarte:

· Saluda al personal. La buena educación debe ser lo primero en cualquier ambiente en que nos encontremos. Ignorar a los puestos básicos son un claro signo de personas poco protocolarias. Saluda siempre, de la misma forma, sea cual sea la graduación de la otra persona.

· Si vas a solicitar un servicio de habitaciones, no debes relajarte y se debe vestir de forma adecuada.

· No abuses de los productos del minibar. Se considera que los productos están ahí como un pequeño extra para la facturación del hotel, pero tener que rellenarlod por el personal del hoteñl, más aún si se trata de bebidas alcohólicas pueden provocar un comportamiento posterior poco recomendable.

· Comenta, con buenas formas, si tienes algún problema. No seas excesivamente quisquilloso con los pequeños detalles, pero si ves algo que pueden mejorar, coméntaselo al personal con educación. No se considera elegante ser un estirado impertinente, pero sí puedes ser exigente por el lugar en el que te encuentras.

· Se valora una pequeña conversación, o palabras de atención, con el personal del hotel y servicio de habitaciones. Se trata de dar una buena imagen de amabilidad siempre es positivo. Por supuesto, no desprecies al personal.

· No preguntes al personal sobre cuestiones personales de otros inquilinos del hotel. Indagar sobre cuestiones como qué comen y cual es su habitación no es un síntoma de buen gusto.

· No te excedas pidiendo cosas demasiado estrafalarias. Ser inquilino de un hotel de 5 estrellas te permite reclamar la atención del personal. Pero siempre de una forma razonable y sin poner en apuros al personal del hotel.

En definitiva, el consejo más importante es ser educado. No no llames la atención con salidas fuera de tono.